Talleres

Lo académico es una parte importante de la experiencia escolar de cada estudiante. Muchos padres pasan una cantidad considerable de tiempo alentando a sus hijos a pasar más tiempo estudiando, y menos jugando, para conseguir mejores calificaciones; creyendo que el dedicar mucho de su tiempo a estudiar garantiza el éxito en las evaluaciones.


Sin embargo, hay un componente más divertido de una educación bien balanceada, fuera del programa meramente académico, que impacta positivamente en las posibilidades de éxito de los estudiantes. Los talleres, y otras actividades extracurriculares, ya sean físicas o artísticas, son una forma divertida de socializar con sus pares, además de mejorar las habilidades de los alumnos para manejar su tiempo, y una general mejora en su productividad; ya que constituyen un espacio para relajarse, y desarrollar otras habilidades que sean de interés para ellos.